El “puchkemon” y los flamencos.

El President solicita una reunión a la Comisión Europea y recibe un “otro día, monstruo”. Quizás sea mejor decir que no se ha solicitado nada, pues el desprecio de la Unión a su hoja de ruta es más que evidente. No tiene Europa nada mejor en lo que pensar que en la ridícula tentativa secesionista del “pelucas”…
Pero ya pagada la dieta internacional y habiendo sido planificado a todo tren el viaje, había que conseguir reunirse con alguien, aunque fuera con el bedel de la Comisión. Un grupo de flamencos, (políticos secesionistas holandeses), tenía un rato libre para tomarse un café con el President, y lo tomaron.
El secesionismo se desinfla, y lo hace mientras espera desesperadamente a ver el color del Gobierno que resulta elegido para ostentar el poder, pues de esta elección puede derivarse el inicio o el fin de su tentativa hastiante, cansina y con el cada vez más claro objetivo de tapar la torpeza en la gestión de este y sus predecesores.

PABLO CAMBRONERO. Sevilla.

Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s