Hacerse valer.

Prefiero que me teman y me tapen por buen rival a que me descarten por torpe.  Si, quizás yo lo prefiera, pero la realidad nos muestra que si te consideran buen rival corres peor suerte que si tu torpeza es manifiesta.
La mediocridad en España únicamente puede ocasionar fracaso si se une a la falta de iniciativa o conformismo. Un mediocre puede llegar a dirigir esta nación si sabe estar en en lugar oportuno en el momento preciso.
Nuestra historia nos da ejemplos incesantes de líderes que han superado a rivales infinitamente superiores usando las tretas derivadas del populismo y la cultureta del papel cuché. Quizás con ello se muestre y demuestre que nuestros políticos y sus actuaciones están a la misma altura ideológica y fáctica de una sociedad mucho más mediocre de lo que pensamos.
Hemos visto como nuestros líderes políticos han decidido nuestro destino en instituciones internacionales en las que prácticamente todos se expresaban con soltura en inglés, excepto el “cateto ibérico”, hemos sufrido los discursos vacíos y al mismo tiempo socialmente saciantes que convencían a una mayoría social mientras tecnócratas con ideas brillantes fracasaban estrepitosamente en sus tentativas de mejorar su país.
En este país el éxito está estrechamente ligado al populismo, al miedo y a la mediocridad, lo cual no dista en exceso de la entidad ideológica de la mayoría social.

PABLO CAMBRONERO. Sevilla.

Estándar

2 thoughts on “Hacerse valer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s