Andalucía adoptiva.

Hoy, 28 de febrero, veo como millones de andaluces celebran con la alegría que les caracteriza el día de su comunidad. Esta alegría que usan para cada celebración es tan estimulante como contagiosa.

La enseña verdiblanca se erige en los principales monumentos y edificios casando orgullosa con la bandera española bajo la que se sitúa hermanada.
Una muestra de convivencia, respeto y orgullo de pertenencia a una región que, para el que no lo conozca, tiene desiertos, playas paradisíacas, sierras nevadas, bosques verdes y húmedos, pueblos limpios y blancos, arquitectura milenaria e industria futurista. Un auténtico vergel que ocupa todo el sur español de Portugal a Murcia.
Esta noble tierra me acogió gustosa hace ya 8 años y me regaló las experiencias más felices e intensas de mi vida. De hecho ya su esencia se codifica en el Adn de mi familia.
Mi integración en la sociedad hispalense y andaluza fue natural y porque no decirlo, muy divertida.
Esta, mi patria adoptiva, celebra su día orgullosa de su identidad española y tiñe de un arco iris de alegría al resto de España.
Feliz día andaluces.

PABLO CAMBRONERO.Sevilla.

Estándar

Mi gélido e inmutable hogar.

Tras unos meses de intensa actividad, emociones y experiencias únicas emprendo el largo viaje a mis orígenes, que se conservan intactos tras ya casi dos décadas desde mi partida.
El viaje ha sido una odisea, litros y litros de agua casi helada nublaron el cristal del parabrisas en esas cinco horas de carretera interminable. Pero ya con el primer avistamiento del “skyline” gilgote el cansancio y el aburrimiento desaparece. Cruzo este vacío pueblo conquense y rápidamente en cuanto veo algún vecino me nace la obligación de saludar efusivamente.
Ya estoy en casa, me recibe el gélido y limpio aire de este pequeño tesoro de la meseta central, que enfría mis huesos, frío intenso que rápidamente se calma el cálido y sincero abrazo de unos padres a los que noto necesitados de mi cariño, en la misma medida que yo necesito el suyo.
Está todo donde lo dejé, cada uno de mis recuerdos permanece intacto en el lugar donde habitaba en mi mente. Las personas son las mismas y sus historias continúan entreteniéndome y divirtiéndome igual que siempre.
La previsibilidad de este pequeño tesoro manchego es el oasis que necesito para valorar cada momento que disfruto como único e irrepetible.
Gracias por no cambiar Villagarcía del Llano.
PABLO CAMBRONERO.

Estándar

El primero de la clase.

:

En el aula política los roles están muy marcados. Los dos “ojitos derechos del profe” se enfrentan para delegado de la clase, condición que les da capacidad para negociar los derechos de todos los alumnos.

El delegado del año anterior, que tenía el apoyo mayoritario de la clase, no se presentó a la elección por temor a salir “escaldado” por sus cagadas de los años anteriores. El segundón de la clase pretende ostentar el cargo y para ello intenta atraer al tercero y cuarto.

Las ideas de cada uno se diluyen en el transcurso de las negociaciones, pero el cuarto en liza hace de sus ideas su bandera. Ofrece su apoyo a cualquiera que garantice el cumplimiento de las promesas hechas por él a sus compañeros.

A pesar de tener menos afines que los demás, el programa del cuarto es el que se está valorando y curiosamente es el que todos quieren firmar para lograr llegar al poder. Quizás no sea el más popular de la clase, pero sin duda es el más avispado.

La razón de que Albert Rivera sea el auténtico protagonista de la formación de un gobierno con 40 diputados es sólo uno y simple, es el programa más enfocado a la unidad y progreso de España, cosa que nadie más atesora.

PABLO CAMBRONERO. Sevilla.

Estándar

Condecorados con deshonor.

El Presidente de la Liga de fútbol recibe de manos el Comisario General de Seguridad Ciudadana una condecoración destinada a premiar la labor heroica o de especial relevancia en los miembros del Cuerpo Nacional de Policía.
Antes de él ya la recibieron actores, presentadoras, políticos y toda clase de personas ajenas a la policía.  Sí, en esta ocasión la recibe ese mismo directivo que no estimó oportuno ordenar un minuto de silencio en los actos deportivos por la muerte de dos policías en Kabul.
Por dar un sangrante ejemplo, (de los que hay a cientos), el año pasado se denegó esta condecoración a policías que sacaron a hombros a varios ancianos de un bloque de viviendas en llamas salvando sus vidas y a riesgo de las suyas, pero eso “no es de medalla”.
Lo que sí es meritorio es atribuirse el premio político del mantenimiento de la seguridad en espectáculos deportivos que realizan UIPs, UPRs, información, policías judiciales y el resto de los funcionarios que allí intervienen y no salen en la foto, excepto cuando se les intenta condenar por alguna actuación valorada subjetivamente desde la comodidad de un sofá televisivo.
Si algún día me hago merecedor de dicha concesión ya imaginan donde pueden meterse esa chapa que no sirve más que para retribuir viejas deudas políticas que sacian egos exarcebados.

PABLO CAMBRONERO.

Estándar

Solo.

El espejo de devuelve una imagen que reconozco pero no integro en el dibujo de mi realidad. Me siento, miro a mi familia y me pregunto si alguna vez su mundo coincide con el mío. Este pequeño espacio que compartimos encierra millones de sentimientos y experiencias que cada uno vive a su manera en su exclusiva realidad.

Por muy unidos que creamos estar nadie está acompañado, todos nacemos, vivimos y morimos con nuestras propias sensaciones vitales.

Quizás me gustaría que alguien pudiera percibir una puesta de sol como yo la vivo, la pienso y la respiro, pero jamás sabré si eso pasa. En la misma calle, coinciden personas que viven el mismo momento y comparten el mismo aire cada uno sintiendo cosas radicalmente diferentes. Existen tantas realidades como personas y la imposición como modélica de una de esas percepciones a los demás no es sino una muestra de inconsciencia o de insatisfacción personal.

¿Es la percepción de un cuerdo mejor o peor que la de uno que no lo está?, ¿es el mundo de un invidente más triste y oscuro?, ¿puede el sordo escuchar su realidad con nitidez?.

Solos y hacinados en millones de mundos diferentes que se superponen y chocan constantemente, hasta que todos desparezcamos y  nuestra realidad nos acompañe.

PABLO CAMBRONERO. Sevilla.

 

 

Estándar

La justicia cambia de rumbo.

Al Ministro del Interior en funciones le “rechina” que sea en este momento “tan delicado” cuando más casos de corrupción política se le estén judicializando al Partido Popular, curiosamente pocos días después de enorgullecerse de la independencia judicial lograda por el mandato de su ejecutivo.

Efectivamente llama la atención que sea precisamente ahora cuando surjan todos los asuntos. Yo alejaría de la motivación real el victimismo lastimoso del ministro y lo leería como la falta de temor del poder judicial a un gobierno saliente sin opciones de gobernar a pesar de ser el más votado.

El grueso de los imputados se acumulan en las comunidades valenciana y la madrileña, y no parece que esta tendencia vaya a remitir, pues la dimisión de la reina madre, (Aguirre), invita a predecir que en la capital el iceberg corrupto sólo muestra su cima.

No necesitamos a nuestros representantes políticos recordándonos constantemente que su rival es peor gestor o capaz de tramar y urdir componendas iguales o más vergonzosas que ellos mismos.

PABLO CAMBRONERO. Sevilla.

 

Estándar